sábado, 28 de abril de 2012

La ley de la silla


La ley 6.102 expresa en el artículo primero: “Los almacenes, tiendas, boticas, fábricas, talleres y otros establecimientos y locales en que trabajan mujeres tendrán el número suficiente de sillas para que empleadas u  obreras puedan tomar asiento siempre que sus tareas lo permitan.”
La ley de la silla se aprobó el diez de julio de 1918. Hoy, en un nuevo milenio, en pleno siglo veintiuno, hubo un retroceso en este aspecto. En Uruguay hay promotoras, vendedoras, guardias de seguridad, obligadas a permanecer de pie durante su jornada laboral, que muchas veces excede las ocho horas.
Mientras tanto, los dueños de hipermercados enriquecen sus arcas a costa de gente trabajadora y honesta. No se preocupan en cubrir los gastos médicos por los problemas físicos y el stress que ocasiona esta situación. ¿Estarían dispuestos los gerentes y supervisores de estas empresas a trabajar parados durante diez horas?
¿Cuándo perdió vigencia esta ley? ¿Acaso no se reconoce como un derecho? Quedan pendientes las respuestas a estas preguntas.

Rosemarie Martínez



4 comentarios:

  1. ES LAMENTABLE PERO LA GRAN MAYORIA DESCONOCE ESTAS LEYES Y PORSUPUESTO LAS EMPRESAS LO USAN A SU FAVOR!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo! Habría que actualizar las multas previstas y hacer cumplir la ley!

    ResponderEliminar
  3. En el caso particular de esta ley en su artículo segundo establece que los inspectores del MTSS deben controlar el cumplimiento de la misma. Por lo tanto si usted es mujer y puede desempeñar su tarea tanto parada como sentada, pero no le propercionan una silla puede denunciar anonimamente en el primer piso del MTSS de la calle Juncal para que un inspector vaya a la empresa y obligue a la misma a poner sillas para todas.

    ResponderEliminar
  4. ¿Por qué este gobierno que quiere tanta igualdad de género, no a promulgado una ley igual que esta para los hombres?

    ResponderEliminar